Lean Startup: De un conjunto de principios a un método real

Resumen: Aunque es habitual clasificar Lean Startup como una metodología, la realidad es que no lo es. Lean Startup está basada en el método científico pero todavía debe de ser complementada con una metodología real para no quedarse simplemente en un conjunto de principios que estén de moda una serie de años y terminen desapareciendo en el futuro. Y esto sería un desastre ya que Lean Startup es realmente necesaria para que innovadores y emprendedores fallen menos. A día de hoy, tenemos la oportunidad real de crear una nueva disciplina de gestión para emprendedores pero todavía son necesarios algunos pasos adicionales.

Por qué Lean Startup no es un método

Todos nosotros (emprendedores e innovadores) tenemos la suerte de que hace unos pocos años personas como Steve Blank y Eric Ries comenzasen a construir las bases de Lean Startup. Están haciendo historia en el área de gestión empresarial y emprendimiento. Gracias a ellos, ahora sabemos que es vital hablar con clientes incluso antes de construir nuestro innovador producto con el objetivo de saber si nuestros clientes tienen los problemas que nosotros pensamos que ellos tienen y si realmente les interesa nuestro producto; esto significa que igual que tenemos que desarrollar un producto, también debemos desarrollar un cliente.  Ahora también sabemos que es clave no desarrollar el producto perfecto desde el principio sino un Producto Minimo Viable (MVP) que nos permita aprender de nuestros clientes lo antes posible. Y ahora incluso sabemos que es clave medir los resultados de ese producto con el objetivo de hacer decisiones basadas en datos reales y no (solamente) basadas en nuestra intuición.

No hay duda que el movimiento Lean Startup ha establecido una serie de principios (algunos de ellos mencionados arriba) de vital importancia para emprendedores, los cuales podrían ayudar a esbozar un método real que todavía está por llegar.

El diccionario de Inglés de Oxford define método como “A particular procedure for accomplishing or approaching something, especially a systematic or established one”. Realmente esto es bastante cercano al ciclo “Construir-Medir-Aprender” de Eric Ries y al proceso de Desarrollo de Cliente de Steve Blank pero éstos no son métodos sino solamente procesos. Hay algunas piezas muy importantes que faltan para realmente ser un método – por ejemplo estos principios no son “sistemáticos”, porque si lo fuesen nos dirían cuándo realizar la definición de hipótesis, experimentos, medidas y evaluación de hipótesis. Por ejemplo, el ciclo de Eric Ries simplemente nos indica qué tenemos que hacer pero no cuándo tenemos que hacerlo. Un método real tiene que indicarnos qué, cuándo, quién y cómo hacer nuestro trabajo.

Por qué Lean Startup debe ser complementado con un método real

Lean Startup tiene dos importantes amenazas que necesitan ser abordadas. Por un lado, vemos que la mayoría de emprendedores solamente utilizan las palabras de moda de Lean Startup y se siguen comportando del mismo modo que antes. Por otro lado, hay muchos emprendedores que ven Lean Startup como una “religión” y dicen cosas como “No creo en ella”, lo cuál no tiene ningún sentido.

La primera amenaza puede ser explicada con una pregunta muy simple. ¿Los emprendedores siguen realmente las indicaciones de Eric Ries y Steve Blank que mencionamos arriba? La respuesta es no. La mayoría de los emprendedores simplemente utilizan las palabras de moda. A menudo veo emprendedores decir “Estoy construyendo mi Producto Mínimo Viable” y llevan meses trabajando en ello; esto no es un Producto Mínimo Viable (sino una beta de toda la vida). Especialmente los jóvenes emprendedores no siguen estos magníficos consejos hasta que tienen su primer gran fallo. Esto significa que necesitan tener alguna (mala) experiencia para amprender cómo hacer las cosas. Pero imaginar un ingeniero que necesitase estrellar su primer avión antes de diseñar el correcto. La diferencia no es solamente que en la ingeniería se conozcan las leyes físicas que gobiernan la solución que estamos construyendo sino también que en el mundo de la ingeniería tenemos métodos muy rigurosos (no solamente principios) que son seguidos a la hora de desarrollar este tipo de proyectos.

La segunda amenaza es relativa a la confusión de Lean Startup con una religión y esta es la que me preocupa más. Esto significa que hay mucha gente que realmente no saben de qué va Lean Startup. Igual que tenemos Desarrollo Ágil de Producto para desarrollar nuestro producto en entornos dinámicos y con incertidumbre tenemos Lean Startup para desarrollar nuestro negocio en entornos similares. Lean Startup es una forma de disminuir el riesgo y adaptar continuamente la propuesta de valor al dinámico e incierto entorno. Lean Startup es simplemente una manera de transformar hipótesis en hechos, por lo que en vez de ser una religión, Lean Startup pretende ser una ciencia.

Los innovadores y emprendedores se enfrentan a situaciones de mucho mayor riesgo e incertidumbre que cualquier otra entidad por lo que en vez de gestionar este tipo de proyectos de un modo caótico lo que realmente necesitamos es ser más rigurosos y metódicos que cualquier otro gestor. Es como si estuviésemos navegando con un pequeño barco en el medio de una gran tormenta, el caos está fuera pero nosotros necesitamos ser los mejores marineros para gestionarlo. Los emprendedores necesitan ser los mejores gestores del mundo.

Creando un método real basado en Lean Startup

He sido ingeniero, científico y ahora soy emprendedor. Realmente veo el valor de aplicar metodologías al emprendimiento ya que en el pasado he aplicado metodologías de manera exitosa en mis proyectos previos. Las metodologías siempre te dan el expertise y conocimiento que posiblemente no tengas con “solamente” tus muchos (o pocos) años de experiencia. Las metodologías te permiten aprovechar múltiples vidas de experiencia de muchas personas inteligentes que han incorporado todo su conocimiento y experiencia en un método, lo que te ayuda a no fallar.

No pretendo describir completamente una metodología basada en Lean Startup en este post pero sí voy a analizar qué falta ella y a sugerir algunas ideas que describiré en más detalle en un próximo post.

Podríamos analizar el sistema de tráfico como un método para organizar el transporte de personas en áreas urbanas, aquí tenemos algunos elementos importantes que forman el método: Un conjunto de herramientas, como los semáforos y los pasos de peatones; un conjunto de procesos o caminos, como las carreteras y calles; un conjunto de roles, como los coches, peatones e incluso la policía; y un conjunto de eventos, como los turnos definidos por los semáforos y las horas de día y de noche que definen el tipo de luces que los coches tienen que utilizar.

En Lean Startup, hoy en día, tenemos una serie de procesos (como el ciclo Construye-Mide-Aprende y Desarrollo de Cliente), herramientas (como el Business Model Canvas o Contabilidad de Innovación) pero para tener un método basado en Lean Startup es necesario complementarlo con eventos y con roles de manera que tengamos los cuatro elementos de un método: qué, cómo, cuándo y quién.

Una manera de crear un método real para Lean Startup sería adaptar el marco de trabajo SCRUM desde el nivel de desarrollo de producto al nivel del negocio. En tal caso, tendríamos eventos, como una reunión de planificación dónde identificaríamos las hipótesis a ser validadas o invalidadas del Business Model Canvas o del Value Proposition Canvas. En estas reuniones de planificación también se definirían una serie de experimentos para evaluar estas hipótesis. Después de esto, se ejecutaría un Lean Startup Sprint en un determinado número de días o semanas para ejecutar estos experimentos. A continuación, se ejecutaría otro sprint y así consecutivamente. Además, necesitaríamos roles, como el Lean Startup Champion (similar al SCRUM Master) quién se encargaría de asegurar que el método Lean Startup está siendo realmente ejecutado. Con este enfoque, cualquiera podría hacer entrevistas de desarrollo de cliente pero realmente necesitamos roles y responsabilidades en Lean Startup para evitar tener una organización desordenada. A pesar de que alguna gente piensa que una startup es desordenada por naturaleza, la realidad es que tener un método real siempre disminuye el nivel de riesgo y ayuda a conseguir la visión.

Conclusiones

Los mejores emprendedores no son los que tienen mejores ideas sino los que las ejecutan del mejor modo posible. Algunos emprendedores tienen un instinto natural para dar los pasos correctos en el tiempo correcto. Sin embargo, la realidad es que la mayoría de los emprendedores necesitan orientación para seguir el proceso adecuado en el momento adecuado y precisamente esto es lo que un método real ofrece.

Por otro lado, no hay duda de que una de las mayores ventajas de los principios Lean Startup es su simplicidad y ligereza lo cual facilita la vida a los emprendedores. Sin embargo, tener un método basado en Lean Startup no solamente incrementará el nivel de complejidad sino que también añadirá muchas posibilidades de éxito al proyecto.

Mi propuesta es tener una metodología basada en los principios Lean Startup mediante la implementación de los mismos en un modo similar en el que SCRUM implementa los principios de Desarrollo Ágil de Producto.

Esto es lo que ocurre en el mundo del desarrollo de software, dónde algunos desarrolladores utilizan sistemáticamente SCRUM para desarrollar sus productos y otros desarrolladores no utilizan ningún método en absoluto y simplemente siguen los principios de Desarrollo Ágil de Producto. Implementar una metodología real puede ser más complejo pero, como podemos ver en distintas áreas, los resultados son siempre mucho mejores.

Los emprendedores que utilizasen un método real basado en Lean Startup no solamente utilizarían las palabras de moda sino que seguirían los procesos adecuados, en el momento adecuado, de la forma adecuada y por los motivos adecuados.

Todos conocemos muchos emprendedores que identifican hipótesis constantemente pero que, al final, ni si quiera tratan de evaluarlas. Dejan de hacer lo más importante: poner en práctica los principios Lean Startup con rigor, lo cuál es ser metódicos, y ese es el siguiente paso que debe de darse para tener un impacto real y asegurar que Lean startup no se queda simplemente en una moda pasajera sino que se convierte en una ciencia real de  gestión de la innovación y el emprendimiento. 

Recommended Posts

Leave a Comment

Please type the characters of this captcha image in the input box

Please type the characters of this captcha image in the input box

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Start typing and press Enter to search

customer_developmentexponential_organization